miércoles, 2 de agosto de 2017

Y la vida herida...

Yo aquí, escribiéndote,
Tú allá borrándote.

. . . . . Jaime Sabines 

Y LA VIDA HERIDA

Y yo que dibujé con tinta indeleble,
las líneas de esta vida juntos,
y que remarqué de azul fluorescente mis días contigo,
me quedo esperando.

Espero sin miedo,
manchando de sueños
el blanco papel inmaculado,
pensando escribir la historia de este amor de libro,
de este triste sueño
en que tus ausencias nos han convertido.

Tú, sigues marcando distancia,
haciéndote invisible.
Y yo, sigo aquí,
junto al mar,
escribiendo tiempos,
pegada a la orilla,
con la cuerda rota
y la vida herida.

Carmen Martagón ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario